Con la tecnología de Blogger.

SCRUM en educación

Foto de Caroline Léna Becker vía Wikipedia

Los buenos proyectos nacen de buenos equipos

En los años noventa, la industria informática tuvo que reinventarse. La demanda de tecnología era frenética, y la anquilosada forma de trabajar no estaba a la altura de las circunstancias. RENOVARSE O MORIR, era la tesitura. Fue entonces, en 2001. Diecisiete representantes de las principales empresas se reunieron en Salt Lake City y sentaron las bases de una nueva filosofía de trabajo, el Manifiesto agile. Jeff Sutherland fue uno de los firmantes. En ese momento ya tenía en mente una forma de aterrizar los principios del manifiesto: SCRUM, un método para crear equipos de alto rendimiento y aprovechar la inteligencia colectiva.

SCRUM significa "melé". Esta jugada del rugby retrata a la perfección lo que aporta e implica esta metodología ágil: comunicación efectiva entre las personas, coordinación de acciones, apoyos en caso de necesidad, aportes equilibrados de cada miembro, cohesión y esfuerzo colectivo para lograr un objetivo compartido. Eso es SCRUM. Y por eso tiene tanto que aportar a la educación. En este post esbozaremos algunos de los elementos estructurales del método.

Principios

SCRUM, como buen discípulo de agile, es un FRAGMENTADOR, es decir, descompone grandes proyectos en varias partes, y cada división (o sprint) se convierte en un proyecto en sí misma. Imagina, por ejemplo, que lo aplicamos al diseño e implementación de una metodología activa en un centro educativo. Esta podría ser la división.


Complementa esto con los siguientes enunciados y tendrás una buna fotografía de los principios de SCRUM:
"El capital más valioso siempre es el humano"
"Sin participación no hay compromiso"
"Los buenos proyectos nacen de buenos equipos"
"Los cambios sobrevenidos son una oportunidad de mejorar"
"Un buen producto se nutre de creatividad, empatía y buena comunicación"

Roles

Lo primero que hay que resaltar es la HORIZONTALIDAD. En SCRUM no hay jerarquías, nadie está por encima. Los roles responden a la necesidad de una eficacia organizativa interna. También es importante destacar que los roles no son exclusivos, es decir, el Scrum Máster también forma parte del equipo de desarrollo, igual que el Product Owner.

Los "artefactos" y las "ceremonias"

Ya habrás descubierto que SCRUM tiene su propia jerga. Los ARTEFACTOS son los recursos que el equipo genera para la organización y avance en el proyecto. Un artefacto SCRUM tiene como objetivo agilizar y dotar de transparencia al trabajo. Estos son los principales:

  • Product backlog. Lista ordenada con todo lo que necesita el producto para cumplir las necesidades del cliente.
  • Cronograma. Organización temporal del proyecto.
  • Sprint backlog. Listado de elementos que se desarrollarán en un ciclo.
  • Incremento. Resultado que se entregará al finalizar un sprint.

Las CEREMONIAS son los encuentros del equipo orientados hacia resultados concreto. Cada ceremonia tiene su formato y deriva en un producto que alimenta al proceso. Estas son las principales:

  • Reunión inicial. El Product Owner presenta al equipo una lista con los requisitos que debe tener el producto final (priorizados): el Product Backlog (pila de producto).
  • Sprint Planning. Es la reunión con la que empieza el ciclo. El equipo diseña el Spring backlog.
  • Scrum diario. Es una reunión de 15 minutos con la que empieza el día. Cada persona dice: qué logró ayer, en qué trabajará hoy y cuáles son las dificultades.
  • Product Review. Al final del sprint, el Product Owner presenta el incremento al cliente.
  • Retrospectiva. Es la reunión final del sprint y tiene como objetivo: identificar puntos débiles y proponer acciones para mejorarlos.

Aquí puedes ver relacionadas las fases, artefactos y ceremonias:

Pedagogía Lego

Foto de Araceli vía Whatsapp

Pensar con las manos y escuchar con los ojos

Este es el lema de una de las metodologías de diseño en auge: LEGO SERIOUS PLAY. Ya conocíamos el potencial que tienen los bloques de construcción de la marca danesa para desarrollar la creatividad infantil, pero ¿Y si pudiera aplicarse a la generación de ideas para crear proyectos? ¿Y si pudiera mejorar la organización y agilizar las reuniones? ¿Y si pudiera contribuir a generar dinámicas de comunicación efectiva? La metodología creada por Roos y Victor (1999) lleva estas posibilidades al terreno de la realidad.

Lego Serious Play es una metodología ágil de diseño, y como tal se enfoca hacia la eficacia. Esto se aprecia ya en la formulación de objetivos. La premisa es: RESULTADOS, NO REUNIONES, y para conseguirlo propone una estrategia de tres pasos: ACCIÓN - TEMA - RESULTADOS.

Crear un objetivo es empezar pensando el final

Crear y compartir

La creatividad es la estrella. Todo empieza con un reto que invita construir. Cada diseño exigirá atribuirle significados a las estructuras creadas. Así la construcción adquiere su propia narrativa: una historia personal que quizá encierre el germen para solucionar el problema inicial.

Tras crear es el momento de compartir. La puesta en común invoca a la inteligencia colectiva para que ayude a extraer valor aplicativo del producto creativo metafórico. Al final, se trata de aplicar las ideas generadas a problemas reales.

La forma de organizar la puesta en común es importante. Seguro que has sufrido la TORTURA 20-80 en una reunión (el 20 % de los participantes acaparan el 80 % del tiempo). Lego Serious Play propone una dinámica de comunicación en la que todas las personas hablan el mismo tiempo, saltando por encima de las jerarquías. Cada cual narra su historia, sin interrupciones ni posibilidad de ser juzgado, para hacer prevalecer el fondo sobre la forma. Comunicación horizontal e igualitaria.
Secuencia de acciones

Estas fases ponen en juego tres tipos de habilidades:

  • TÉCNICAS: manipulación de bloques. Ejercicio: "Construye una torre". 
  • METAFÓRICAS: atribuir significado a los bloques. Ejercicio: "¿De qué materiales está construida tu torre?" 
  • NARRATIVAS: crear un relato a partir de la construcción. Ejercicio: "¿Qué historia tiene tu torre?"

Aplicación: construye tu asignatura

Lego Serious Play nos ha ayudado en el proceso de detección de intereses y necesidades del alumnado. Tras los ejercicios técnicos iniciales, el alumnado fue retado a construir la asignatura: ¿qué debía tener, y qué no? Se realizaron construcciones individuales, que después se abrieron a los equipos de trabajo. Una vez terminadas, se fotografiaron para la puesta en común, en la que cada persona narró la historia de su "criatura". Este fue el punto de partida para extraer conclusiones que nos llevaran hacia un proyecto compartido: nuestra asignatura.


Puedes descargar recursos y seguir aprendiendo sobre Lego Serious Play a través su comunidad.

Reggio Emilia

Foto de Suzi Walker vía Flickr

Seis días después de la II Guerra Mundial, los padres de una pequeña aldea italiana empezaron a reconstruir su escuela destruida en un bombardeo. La venta de un tanque y de varios caballos abandonados por el ejército alemán en su huida sirvió para financiar la obra. Esas familias entendieron que la educación era una prioridad para no repetir los errores que habían llevado al viejo continente al desastre. Y no era suficiente con reconstruir la antigua escuela, había que inventar una nueva escuela, que priorizara el pensamiento crítico, la solidaridad, la superación de los traumas que una guerra deja en la mente infantil... Así nace Reggio Emilia.

Los niños tienen cien lenguajes, cien pensamientos, cien formas de escuchar, de sorprender, de amar, cien alegrías para cantar y entender. Cuando la escuela le dice al niño que trabajo y juego, ciencia e imaginación, razón y sueños, son cosas que no pueden ir juntas. Y entonces lo que realmente le están diciendo a los niños es que el cien no está allí. Loris Malaguzzi

El pedagogo Loris Malaguzzi (1920-1994) acompañó a las familias de aquella aldea de los Apeninos en su aventura. Estas son algunas de sus ideas, muchas de ellas desarrolladas a partir de la propia práctica:

Espacio de expresión. Malaguzzi reconoce múltiples lenguajes en los niños —100 lenguajes—, y sostiene que la escuela tradicional prescinde de 99. Para evitarlo crea el Atelier (taller), un lugar en el que se trabaja con barro, pinturas, cámaras... Un espacio en el que el arte, en cualquiera de sus manifestaciones, es la forma de expresión.

Espacio de encuentro. La escuela debe trascender sus muros e integrarse en la comunidad. La Piazza (plaza) es un lugar que favorece la ósmosis con el entorno. Es habitual la presencia de las familias o reunirse para compartir experiencias, recitales, creaciones...

Proyectos. El conocimiento, en su estado natural es global. Sin embargo, en la escuela nos hemos inventado un mecanismo de parcelación llamado "asignaturas". En Reggio Emilia, los proyectos sustituyen a las asignaturas.

Escucha y confianza. El factor humano es otra de las claves de la pedagogía Malaguzzi. Por encima de los materiales o los programas, el objeto de la educación lo determinan los niños y niñas. Para ello se hace imprescindible dejarle espacio para expresarse, escuchar e integrar sus inquietudes en el plano de la didáctica.

Documentación pedagógica. La observación docente reporta valiosa información sobre cada persona: lo que necesita, lo que puede, lo que le gusta... Documentarla es clave para no perderla, para reflexionar y para construir procesos educativos personalizados.

Autoformación docente. Los docentes aprenden uno de otros, de su práctica y su experimentación didáctica. Este proceso se lleva a cabo a través de las llamadas "parejas pedagógicas", que comparten clases, reflexiones y aprendizajes.

En la actualidad, Reggio Emilia es un proyecto pedagógico consolidado y reconocido a nivel mundial. La ciudad que le da nombre se ubica al norte de Italia, en la región de Emilia-Romaña, y cuenta con 170.000 habitantes y una red de más de treinta centros municipales de Educación Infantil, que cada año reciben la visita de decenas de miles de profesionales de todo el mundo interesados en ver in-situ está pedagogía. Las ideas de Malaguzzi siguen teniendo una gran influencia en la didáctica.