SCRUM en educación

Foto de Caroline Léna Becker vía Wikipedia

Los buenos proyectos nacen de buenos equipos

En los años noventa, la industria informática tuvo que reinventarse. La demanda de tecnología era frenética, y la anquilosada forma de trabajar no estaba a la altura de las circunstancias. RENOVARSE O MORIR, era la tesitura. Fue entonces, en 2001. Diecisiete representantes de las principales empresas se reunieron en Salt Lake City y sentaron las bases de una nueva filosofía de trabajo, el Manifiesto agile. Jeff Sutherland fue uno de los firmantes. En ese momento ya tenía en mente una forma de aterrizar los principios del manifiesto: SCRUM, un método para crear equipos de alto rendimiento y aprovechar la inteligencia colectiva.

SCRUM significa "melé". Esta jugada del rugby retrata a la perfección lo que aporta e implica esta metodología ágil: comunicación efectiva entre las personas, coordinación de acciones, apoyos en caso de necesidad, aportes equilibrados de cada miembro, cohesión y esfuerzo colectivo para lograr un objetivo compartido. Eso es SCRUM. Y por eso tiene tanto que aportar a la educación. En este post esbozaremos algunos de los elementos estructurales del método.

Principios

SCRUM, como buen discípulo de agile, es un FRAGMENTADOR, es decir, descompone grandes proyectos en varias partes, y cada división (o sprint) se convierte en un proyecto en sí misma. Imagina, por ejemplo, que lo aplicamos al diseño e implementación de una metodología activa en un centro educativo. Esta podría ser la división.


Complementa esto con los siguientes enunciados y tendrás una buna fotografía de los principios de SCRUM:
"El capital más valioso siempre es el humano"
"Sin participación no hay compromiso"
"Los buenos proyectos nacen de buenos equipos"
"Los cambios sobrevenidos son una oportunidad de mejorar"
"Un buen producto se nutre de creatividad, empatía y buena comunicación"

Roles

Lo primero que hay que resaltar es la HORIZONTALIDAD. En SCRUM no hay jerarquías, nadie está por encima. Los roles responden a la necesidad de una eficacia organizativa interna. También es importante destacar que los roles no son exclusivos, es decir, el Scrum Máster también forma parte del equipo de desarrollo, igual que el Product Owner.

Los "artefactos" y las "ceremonias"

Ya habrás descubierto que SCRUM tiene su propia jerga. Los ARTEFACTOS son los recursos que el equipo genera para la organización y avance en el proyecto. Un artefacto SCRUM tiene como objetivo agilizar y dotar de transparencia al trabajo. Estos son los principales:

  • Product backlog. Lista ordenada con todo lo que necesita el producto para cumplir las necesidades del cliente.
  • Cronograma. Organización temporal del proyecto.
  • Sprint backlog. Listado de elementos que se desarrollarán en un ciclo.
  • Incremento. Resultado que se entregará al finalizar un sprint.

Las CEREMONIAS son los encuentros del equipo orientados hacia resultados concreto. Cada ceremonia tiene su formato y deriva en un producto que alimenta al proceso. Estas son las principales:

  • Reunión inicial. El Product Owner presenta al equipo una lista con los requisitos que debe tener el producto final (priorizados): el Product Backlog (pila de producto).
  • Sprint Planning. Es la reunión con la que empieza el ciclo. El equipo diseña el Spring backlog.
  • Scrum diario. Es una reunión de 15 minutos con la que empieza el día. Cada persona dice: qué logró ayer, en qué trabajará hoy y cuáles son las dificultades.
  • Product Review. Al final del sprint, el Product Owner presenta el incremento al cliente.
  • Retrospectiva. Es la reunión final del sprint y tiene como objetivo: identificar puntos débiles y proponer acciones para mejorarlos.

Aquí puedes ver relacionadas las fases, artefactos y ceremonias:

No hay comentarios