¿Qué sucedió en Florencia?

Foto de Mariano Mantel vía Flickr

Leonardo da Vinci, Brunelleschi, Botticelli, Miguel Ángel, Ghiberti... Todos estos genios creativos coincidieron en una misma ciudad de la Toscana italiana. ¿Fue casualidad o aquel contexto hizo aflorar personalidades creativas por doquier? ¿Qué sucedió en Florencia? Mihály Csíkszentmihályi ha estudiado la vida de más de noventa sujetos que destacan en la generación de ideas, y tiene una respuesta.

La cúpula de Santa María dei Fiore representa bien lo que sucedió en la ciudad toscana. Su construcción supuso todo un desafío para la arquitectura de la época. Ningún proyecto convencía a la comisión de la Opera del Duomo, hasta que Brunelleschi presentó una atrevida propuesta que integraba la técnica romana con los modelos góticos.

Aquel desconocido arquitecto había pasado años estudiando el Panteón de Roma, era un gran EXPERTO en cúpulas. Csíkszentmihályi descubrió que el conocimiento es uno de los pilares de la creatividad, pero no habrá edificio si el contexto no plantea RETOS y proporciona CONFIANZA para afrontarlos de forma diferente. A Brunelleschi le apasionaba el gran desafío que suponía cubrir la catedral y la comisión evaluadora arriesgó confiando en un proyecto que rompía con los cánones del momento.


En el arte del Renacimiento temprano, el punto de partida de la producción se ha de encontrar casi siempre, no en el impulso creativo, la autoexpresión subjetiva y la inspiración espontánea, sino en la tarea encomendada por el cliente. Arnold Hauser

A nadie se le escapa el paralelismo. La escuela que proporciona retos y acepta respuestas diferentes promueve genios creativos como el de Brunelleschi, pero tiene que haber algo más... Los dirigentes de Florencia estaban decididos a crear una «nueva Atenas», e implicaron a muchos en esta misión. Banqueros, como los Médicis, inyectaron el capital necesario. La ciudadanía asumió un papel activo en la selección de las obras de arte. En suma, se generó el contexto idóneo para que floreciera la creatividad.

La investigación de Csíkszentmihályi constata lo aprendido en el Quattrocento, concluyendo que: «El éxito creativo de una idea depende de la implicación directa o indirecta de muchas personas, y no solo del empeño de su creador». En términos pedagógicos, equivale a decir que el desarrollo de la creatividad no es cosa solo de un claustro comprometido. Los docentes pueden hacer mucho, pero no pueden hacerlo todo solos. La creatividad fluye cuando en una comunidad educativa se genera un contexto florentino.

23 comentarios

  1. Tenemos que estar de acuerdo en que las cosas se pueden hacer de otra forma y que puede ser mejor y llevarnos a progresar, pero claro una persona sin apoyo no lleva al cambio, tiene que ser como una cultura popular, apoyada desde quienes tienen más capacidad para influir, como son los dirigentes de los territorios.

    ResponderEliminar
  2. TOTALMENTE DE ACUERDO EN CUANTO A QUE EL CONTEXTO AYUDA DE UNA MANERA INDIRECTA AL DESARROLLO DE LA CREATIVIDAD, Y QUE , AL CONTRARIO E LO QUE SE CREE, LA CREATIVIDAD NO ES UNA COSA INDIVIDUAL, SINO QUE ES LA SUMA DE DIFERENTES FACTORES QUE NOS RODEAN.

    ResponderEliminar
  3. Estoy totalmente de acuerdo en que el contexto es lo que más propicia la imaginación y la inspiración porque se producen una serie de circunstancias que facilitan la generación de ideas.
    Los docentes, en la medida de lo que nos sea posible, debemos propiciar un ambiente para que, con las herramientas que se han ido dando, los alumnos generen ideas nuevas, lo que también les da autonomía.

    ResponderEliminar
  4. Es importante darse cuenta de que una persona creativa no podrá comportarse de tal forma si el contexto no lo favorece. Y en esto estamos implicados tanto el centro como el ámbito familiar o social. Premiar lo innovador, arriesgarnos, aceptar y valorar todas las opiniones deberían ser aspectos esenciales en el aula.

    ResponderEliminar
  5. El conocimiento y un contexto que proponga desafíos y aporte confianza son fundamentales para la creatividad y para poder llegar a desarrollar una idea creativa. Por esta razón, la escuela tiene que favorecer un contexto como este, en el que se acepten variedad de respuestas. Pero para que ese desarrollo de la creatividad tenga éxito lo más importante es que todos tengamos la oportunidad de participar e implicarnos en el proceso.

    ResponderEliminar
  6. La creatividad no depende del creador, también depende de factores externos ya que si ellos no ayudan no se crea nada. La educación debe ser abierta para adquirir y aceptar nuevas ideas aunque con otro tipo de educación hubiésemos tenido unos estándares cerrados y no la hubiésemos aceptado.

    ResponderEliminar
  7. La creatividad es un aspecto primordial en la educación de cualquier persona. El contexto educativo se debe unir y con ayuda de la implicación docente podemos fomentar este aspecto. Considero que ser una persona creativa presenta multitud de ventajas como puede ser, capaz de adaptarse mejor socialmente, más resolutiva y más autónomas.

    ResponderEliminar
  8. MARIA DOLORES GONZÁLEZ PÉREZ1 de noviembre de 2018, 10:41

    Personalmente creo que el contexto, incluyendo dentro de éste tanto a las personas y sus relaciones, la forma en la que interactúan, el clima laboral o en el aula, como a los medios físicos y materiales, sin duda, tienen influencia sobre la creatividad.
    Por ello, si queremos fomentar la creatividad en las aulas tendremos que empezar con nosotros/as mismos/as: establecer conexiones, acercar posturas e intereses comunes, aprender a trabajar en equipo, cooperando con los compañeros/as y con los alumnos/as. En definitiva, desarrollar nuestro trabajo con paciencia, generosidad y, por supuesto, con pasión.

    ResponderEliminar
  9. Rafael E. Reigal Garrido2 de noviembre de 2018, 11:58

    El planteamiento de retos es esencial para impulsar el ingenio de las personas. Se considera que retos de dificultad moderada y percibir tener capacidades para afrontar una tarea son esenciales para que exista una alta motivación durante dicha actividad. Por eso, es necesario calibrar estos aspectos para producir efectos positivos en las personas y que puedan desarrollar ideas y proyectos.

    ResponderEliminar
  10. Estoy totalmente de acuerdo con este artículo, una persona puede ser creativa y encontrar recursos que la potencien. Pero tres cabezas piensan más que una.
    Si algo aprendí el año pasado es que trabajar en grupo en ocasiones resulta tedioso por no poder reunir siempre que queramos a todo el grupo, por falta de disponibilidad o ganas, y tendí a pensar que trabajar individualmente era más productivo.
    Sólo me hicieron falta un par de reuniones con mis amigas para darme cuenta de que juntas trabajamos mucho mejor, porque podemos hacer lluvias de ideas en las que muchas ideas coinciden pero siempre sale alguna que a otra no se le hubiese ocurrido sola.
    El trabajo en equipo es importante y además muy productivo.

    ResponderEliminar
  11. Con este texto se manifiesta la importancia de varios factores en el proceso creativo. Estoy de acuerdo con él, necesitamos experiencia, ganas de innovar, implicación en el proyecto y una atmósfera que ayude. De nada servirán nuestras ideas sin nadie dispuesto a apoyarlas para llevarse a cabo. En Florencia se dieron las condiciones ideales, al igual que podrían darse en un aula si intentamos llevarlo a cabo, apoyando una “escuela del lado derecho”.

    ResponderEliminar
  12. Es curioso cómo dependemos tanto de los cánones impuestos por la sociedad del momento. Una sociedad con cánones artísticos positivos promovería una mayor creatividad, el desarrollo e impulso necesario para darnos el lujo de poder plantear cosas, dibujar, crear con total libertad de creación e imaginación. Sin embargo, si la sociedad lo toma como un concepto totalmente secundario y sin ninguna relevancia, obviándolo, la creatividad se estancaría, ya que las personas que de verdad disfruten de dejarse llevar por su imaginación sentirían que su trabajo y esfuerzo se descalificaría, se sentirían desvaloradas porque "al ser arte no es tan importante" según los cánones sociales impuestos.
    Por tanto, a nivel educativo, creo que se debería fomentar y premiar las cosas innovadoras propuestas o creadas, lo diferente, la autonomía de la persona y capacidad de pensar por sí mismo y tener un criterio propio, etc.

    ResponderEliminar
  13. Tan importante es la creatividad de la persona como el ambiente que la rodea. Por ello en clase un profesor está claro que él solo no puede despertar esas ganas y la ilusión para que los alumnos aporten ideas, pero sí debe ser el encargado de aceptar y valorar toda aportación del alumnado, así ayudará a que ellos se expresen y saquen sus ideas. Además de presentar desafíos y proyectos que verdaderamente despierten el pensamiento y la ilusión de la persona. Plantear diferentes retos.

    ResponderEliminar
  14. Hablar de creatividad, como dice el post, no surge solo de uno mismo, sino que ayudan también diferentes aspectos.
    En la escuela, habría una “creatividad ideal” si los alumnos/as trabajan en grupo y como un colectivo unido, si el profesorado se implica y tiene unas técnicas ideales para su alumnado, si el entorno en el que se encuentran es el ideal, si el material ayuda a esta creatividad, etc.
    Y otro aspecto importante es el plantearse retos hacia uno mismo. El no ver el final como una meta a la que llegar y no ir más allá. El conformarse con lo justo. Porque ese reto sería como una ilusión, algo fundamental para la creatividad.

    ResponderEliminar
  15. La pregunta es cómo crear ese entorno en la escuela actual. ¿Se puede hacer en un aula y en el resto no? y ¿Sólo en el ámbito escolar, o necesitamos que colaboren otros agentes como la familia o el barrio? Trabajar la creatividad es cambiarlo todo. Al igual que en Florencia se unieron las fuerzas vivas del lugar para emprender un proyecto de cambio, es necesario que la escuela sepa unir a aquellos agentes que intervienen en el desarrollo de los más pequeños y emprendan un proyecto en mayúsculas de cambio educativo.
    La actitud y la participación son muy importantes, pero quizás, lo más importante, es saber que la creatividad no tiene por qué responder a un reto concreto en un momento determinado. Esa libertad presente en el proceso creativo puede desesperar a muchos, pero hay que comprender que cuando planteamos retos, puede ocurrir que el proceso creativo que intente dar respuestas y soluciones a ese caso se desvie, generandose respuestas a otros retos. Trabajar la creatividad es difícil pues se trata de dar rienda suelta a la imaginación, de liberar. Cuando acotamos los términos en los que se trabaja la creatividad estamos acotando, a su vez, al proceso creativo. Quizás, desarrollar y usar la creatividad, debiera ser el centro del proceso de enseñanza y aprendizaje y todo lo demás debería de ser secundario.

    ResponderEliminar
  16. Como enamorada de la época histórica que ocupa el Renacimiento, especialmente en Italia, me ha encantado ver la aplicación de este momento de la historia como una analogía de lo necesario para conseguir llevar la creatividad a las aulas.
    Porque tal como se expone, no basta con plantear retos o con que los alumnos sean genios con increíbles capacidades creativas y sed de conocimientos, es necesaria una sociedad que apoye estos métodos creativos, que de alas a la imaginación en lugar de cortarlas y hacerla de menos. Nuestros futuros inventores y creadores necesitan mecenas, y no puede ser solo papel del maestro en las aulas atender a esas necesidades.

    ResponderEliminar
  17. Rezumar curioso ver el origen de tanta belleza que hay en la ciudad de Florencia. Supongo que hay que soñar muy alto y generar sueños alrededor de uno para hacer cosas realmente bellas y nuevas

    ResponderEliminar
  18. Me ha encantado la unión que se ha hecho en el post entre la historia del arte y la educación. Deberían usarse mucho más estos recursos didácticos para el aprendizaje en las escuelas.

    Una vez más queda latente el paralelismo entre la escuela y la sociedad. sufriendo la una de la otra una influencia notable, en la que el contexto va a determinar muchos aspectos en el desarrollo de la educación y de la personalidad de los individuos.

    ResponderEliminar
  19. Beatriz García Martín6 de noviembre de 2018, 12:56

    Según en el lugar en el que nos encontremos este nos proporcionará una forma de percibir las cosas u otra. Cuando paseamos por una ciudad esta nos transmite diversas sensaciones, su arquitectura, el colorido de sus calles o sus grises fachadas, unido al olor que sale tímido o fuerte de los restaurantes, todo ello hace que el entorno que nos rodea influya en nuestra creatividad. Estos artistas renacentistas partieron de un talento innato pero creo que fue el contexto de esta fantástica ciudad lo que supuso una fuente de inspiración para ellos.

    ResponderEliminar
  20. Totalmente de acuerdo, es necesario una actividad conjunta y con ideales a la par, para fomentar la creatividad en el alumnado. Bueno, en realidad para todos los procesos de enseñanza-aprendizaje. Aunque sea una tarea ardua, hay que tratar de estar en sintonía con la comunidad educativa y esto se consigue con una buena comunicación y actividades conjuntas con las familias, asociaciones y centros de la zona, aprovechando las posibilidades que nos presta nuestro propio entorno, que muchas veces no somos conscientes de que hay personas. Estas asociaciones o centros pueden realizan acciones que nos logran enriquecer la creatividad u otras infinidades de aspectos de la vida escolar o personal. Las redes sociales son imprescindibles en nuestra sociedad.

    ResponderEliminar
  21. Totalmente de acuerdo, la creatividad se genera en un contexto favorecedor para la misma, así como, es necesaria la figura del sistema educativo en general, que promueva la creatividad en el individuo o conjunto de alumnado. Esto es, los centros educativos, en este caso, deben apostar a una por el aprendizaje significativo del alumnado favoreciendo el desarrollo de competencias sociales y en valores que generen ciudadanos éticos y competentes

    ResponderEliminar
  22. Me ha parecido muy acertado la comparación del post respecto al renacimiento en Italia con ahora. Es absolutamente cierto que la creatividad parte de uno mismo pero trabajar en grupo es una de las claves para que el alumnado se llene de indeas geniales que les haga favorecer al mismo equipo creando asi una lluvia de ideas y motivación que lleva al éxito.

    ResponderEliminar
  23. Claro está que para que el niño desde pequeño aprenda a desarrollar su creatividad, no es suficiente con el empeño del profesor, sino que es necesaria la combinación de muchos factores como ocurrió en Florencia y como sucede con la evolución biológica.
    Sería necesario que, a parte del afán del profesor para introducir a los niños en el proceso de desarrollo de la creatividad, que es bien importante; se sucediese en un contexto de cooperación del resto de alumnos para que todos puedan desarrollarla. En una clase si sólo un alumno o varios son los que quieren desarrollar creatividad, pero los otros no ponen de su parte, sería mucho más difícil para los que de verdad quieren aprender. También es necesario que los padres pongan de su parte en esta tarea y cultiven en sus hijos la curiosidad por actividades creativas.

    ResponderEliminar