¿Cómo ves el lápiz?

Foto de Laddir vía Flickr


¿Quién soy?

Seguro que te has preguntado alguna vez qué tipo de persona eres o quieres llegar a ser. Es una pregunta importante, que suele coincidir con momentos de crisis o de crecimiento personal... y marca un punto de inflexión en la vida. Una respuesta sincera siempre es positiva para avanzar. Ya lo dijo Séneca.

Ningún viento es favorable para el que no sabe donde va. Séneca


¿Qué tipo de profesional soy?

Sucede algo parecido en la faceta profesional, ¿imaginas a un docente que nunca haya reflexionado sobre su forma de entender la educación? Es más frecuente de lo que apunta la lógica, y las consecuencias son nefastas, especialmente para el alumnado.

El paradigma es la forma en que una persona, un colectivo o una sociedad organiza e interpreta la realidad. Thomas Kuhn

En pedagogía se han definido muchos paradigmas... demasiadas clasificaciones. Permíteme que, de momento, pase de todas para proponerte un sencillo juego reflexivo: ¿Cómo describirías el lápiz de la foto? Quizá tu respuesta se acerca a alguna de las siguientes:

—Es un lápiz de 11 centímetros de longitud y 5 milímetros de diámetro. Está compuesto por un 15% de grafito y un 75% de madera de pino, con una goma blanda en la parte superior.

Es lo que diría una persona que ve la realidad desde una PERSPECTIVA CUANTITATIVA. Lo más importante es la objetividad de lo medible, los números. Todo lo que es interpretable carece de rigor. En las universidades, los institutos y en algunos (pocos) colegios hay docentes que se empeñan en ponerle un número a todo, ¿eres tú así?

—Es un buen lápiz, muy resistente para el trajín que le dan los alumnos. Además es cómodo para sujetarlo y escribir. La goma no es muy eficaz, no permite borrar demasiado y se desprende con facilidad.

Si te fijas, esta respuesta es mucho más subjetiva, se basa en la interpretación que una persona hace sobre ciertas características del lápiz. Podría coincidir con una PERSPECTIVA CUALITATIVA. Un docente que observa su realidad con estas gafas admite que la "objetividad" es más para los "objetos". No tiene miedo a interpretar la educación como estrategia para cambiarla.

—La madera con la que se han fabricado no procede de un bosque sostenible. Además se ha hecho en China, por lo que también ha contaminado en su transporte, y tengo serías dudas sobre los tintes usados y las condiciones laborales de la fábrica en la que se manufacturó.

Es una PERSPECTIVA CRÍTICA. Implica haber investigado un poco sobre el lápiz y adoptar un criterio propio en base a una ideología. El cambio pedagógico se apoya en posturas de este tipo. Claro que hay docentes que son partidarios de que nada cambie.

—Es un lápiz especial para mí, ya que me hace conectar con mi infancia, con mi seño Matilde y sus cuentos para que aprendiera mejor. También me recuerda las ilusiones de mi padre, que una vez puso un lápiz similar en mi mano con la esperanza de que tuviera las oportunidades que él nunca tuvo.

Lo sé, es una forma muy diferente de describirlo. Alude a un ámbito más personal, pero ¿no es así la educación? Rita Pierson describe muy bien la PERSPECTIVA SISTÉMICA en educación. Las relaciones humanas, los vínculos, el amor... sigue leyendo por aquí si quieres más.



¿Y tú de quién eres?

"De Manolita", contestaban los chicos de "No me pises que llevo chanclas" ¡No es tan fácil! Puede que tu respuesta sea un compendio de las cuatro. Es normal, la ortodoxia teórica solo la soporta el papel (o la pantalla :-) Por suerte cada profesional es diferente. Yo me definiría como: un mucho de sistémico, cuarto y mitad de interpretativo aderezado con un toque crítico. De cuantitativo... creo que no me queda nada. Es mi estilo profesional, y tú ¿cómo ves el lápiz?

20 comentarios

  1. Lo veo gastado, cansado, se nota que ya escribió muchas letras. ¿Qué habrá dibujado en los márgenes de esas hojas perdidas?. Valió la pena.

    ResponderEliminar
  2. El lápiz lo veo como un trozo de madera con una mina para escribir.
    Es muy interesante cómo podemos ayudar a los chicos a que estudien, aprendan y sean mejores personas. Puede ser fácil o difícil, pero sí es verdad que si eres capaz de conectar con el alumno aunque te alejes del temario y lo conozcas para saber cómo o qué palabras son las que hay que decirles para que cambien el chip, creo que habrás logrado tu objetivo de inculcar el gusto por aprender a los chicos o de hacerles que vean por qué es importante formarse.
    Logrado esto ya ellos mismos se van a formar solos, queriendo estudiar, investigar e ir en el camino de ser una mejor persona.

    ResponderEliminar
  3. Yo veo el lápiz como un objeto multiusos para escribir, para sujetar un moño o como objeto fino para sacar algo de un lugar estrecho o también como un recuerdo con el cuál has vivido/escrito algo especial y marcado en tu vida. Existen diferentes puntos de vista de ver un objeto, la educación o el mundo en general. Todos los puntos de vista son válidos aunque normalmente si nuestro punto de vista es diferente al resto vemos los demás como inválidos, por eso debemos aceptar cualquier punto de vista porque todos son aceptables y verdaderos, solo que cada uno ve lo que quiere o desea.

    ResponderEliminar
  4. Podemos ver el lápiz como un trozo de madera con una mina o como un instrumento con el cual cualquier persona puede dejar reflejado en un papel lo mejor de sí mismo, ya sea una carta, una novela o la cura contra la peor enfermedad que imaginemos. Para mí, la peor forma de describirnos a nosotros mismos o a los demás es la cuantitativa, ya que ninguno de nosotros debería considerarse un simple número.

    ResponderEliminar
  5. MARIA DOLORES GONZÁLEZ PÉREZ2 de noviembre de 2018, 17:15

    Mi marera de describir el lápiz sería sistémica combinada con un poquito de crítica. La subjetividad de la perspectiva cualitativa, ya la llevo implícita en la perspectiva sistémica. Y en cuanto a la visión cuantitativa no puedo decir que no lleve razón, es un hecho objetivo. Sin embargo, si el símil que hacemos es la manera de describir el lápiz con nuestra forma de entender la educación, no podré negar que es así pero no creo que sea adecuado asemejar a las personas con números. Sería una descripción demasiado pobre.

    ResponderEliminar
  6. Yo el lápiz lo describiría mediante una perspectiva sistémica junto con un poco de perspectiva cualitativa.
    Me parece muy interesante el artículo ya que demuestra la cantidad de formas que existen para enseñar a los niños. La labor más importante de los docentes es hacerles ver a los alumnos que son alguien en la vida, que todo lo que hagan por pequeño que sea ya es un paso hacia adelante y que tengan la confianza de que tienen a alguien que los apoya y que les ayudará a conseguir aquello que se propongan.

    ResponderEliminar
  7. Rafael Enrique Reigal Garrido6 de noviembre de 2018, 15:52

    Quizás vea el lápiz como un conjunto de características. En principio lo analizo por sus características físicas y además veo en él lo que se puede hacer y se ha hecho con él. Pero quizás me cuesta verlo desde otras perspectivas. Más allá de quedarse con una, creo que que tiene gran riqueza poder verlo desde diferentes perspectivas y saber extraer lo mejor de cada una. Ese es el aprendizaje que me llevo de esta lectura, el observar a los alumnos desde diferentes ángulos para poder comprender mejor su comportamiento y poder ayudarles.

    ResponderEliminar
  8. Personalmente veo importancia en las 4 perspectivas. A través de este curso he aprendido que la sistemática y la cualitativa son muy importantes para transmitir conocimientos sólidos a través de las emociones. La crítica nos sirve para cuestionar si estamos actuando correctamente y mejorar con la reflexión. La cuantitativa permite valorar el grado de aprendizaje obtenido. Está bien querer alejarse de tratar a las personas como productos, pero hay que llegar a un aprendizaje mínimo palpable cuantitativamente: si un alumno se ha esforzado por aprender más debe verse recompensado, al igual que si uno no llega al mínimo no aprueba.

    ResponderEliminar
  9. Todas las personas a lo largo de su vida se deben cuestionar qué tipo de persona son, qué hacen mal y qué deben hacer bien. Debemos reflexionar sobre estos aspectos y considero que la escuela es el lugar idóneo para realizarlo.
    Las escuelas frecuentemente adoctrinan para crear una perspectivas cuantitativa en los alumnos y alumnas. Un pequeño grupo desarrollan una visión subjetiva, ya que necesitan de imaginación y creatividad, y para esto la escuela no nos educa. A mi parecer la perspectiva sistemática es la idónea en Educación, ver más allá de la realidad.
    Pero también me gustaría destacar que creo conveniente una asociación de las cuatro perspectivas propuestas, saber actuar de la manera correcta según el momento adecuado.

    ResponderEliminar
  10. Dependiendo del momento y la circunstancia en que nos encontremos somos más o menos autocríticos con nosotros mismos. Es cierto que hay personas que desde un principio tienen clara cual es su vocación, pues sienten pasión y atracción por algo. Otras personas sin embargo y por desgracia acaban en algo que no es su vocación, por ello se nos debería enseñar desde pequeños a tener una visión desde distintas perspectivas, esto nos ayudará a tomar decisiones.
    Para mí la educación es un tema que tendríamos que replantearnos continuamente, ir cambiando y por supuesto probar nuevos métodos más eficaces e interactivos. Aún así considero importante los distintos enfoques, pues la unión de todos hace una educación más fuerte.

    ResponderEliminar
  11. Yo veo el lápiz con características de todas las perspectivas. Creo que también depende un poco de cuál sea nuestro estado de ánimo ese día, aunque por lo general nuestra forma de pensar suele ser casi siempre igual.
    De la misma forma en la que veo el lápiz creo que debería ser un docente porque si tiene opiniones de todas las perspectivas considero que puede ser más justo, en el sentido de que es capaz de amoldarse a más situaciones. Pero claro, no hay nada más subjetivo que esto.

    ResponderEliminar
  12. Al leer la pregunta de ¿Cómo ves el lápiz? He decidido volver atrás, para observarlo y no dejarme influir por las respuestas expuestas. Para mí, es un lápiz que ha tenido mucho trabajo en su haber, muchos dibujos, cuentas y redacciones, tantas que la goma ha sido testigo de incontables errores, tantos que ya no queda a penas. Al que le tiene tanto cariño y al que estas tan acostumbrado que lo usarás hasta que te cueste cogerlo de lo pequeño que estará. Después, tras la lectura de los tipos de respuesta, me dado cuenta que ni se me ha planteado la duda, de cuantificar tamaño o saber de su procedencia. Mi respuesta la veo más como cualitativa, en el sentido que admito que escribo muy bien con él y sistémica, por el hecho que es mí lápiz con el que llevo tantos años y hemos hecho tantas cosas juntas. Intuyo que establecemos relaciones con aquellas “cosas” con las que nos sentimos más a gusto. Cuando establecemos relaciones con objetos, se le puede llamar materialismo y si desaparecen, por la razón que sea, el apego que le tenemos nos hace sentir mal, es lo que me digo yo cuando me pasa “no seas materialista” para así superar el duelo.
    He visto el vídeo de Rita Pierson, una magnifica señora, ya lo había visto pero no dejan de sorprenderme e inspirarme sus experiencias y palabras.

    ResponderEliminar
  13. Yo veo el lápiz desde la perspectiva sistémica, abusando del sentimentalismo en muchas ocasiones, compaginado esta visión con la crítica, que desde mi punto de vista son dos perspectivas que se retroalimentan muy bien.

    Es una cuestión personal muy íntima el aferrarse más o menos a depende que perspectivas, pero considero que lo más positivo sería compaginar la aplicación de las cuatro a pesar de decantarse más por una u otra.

    ResponderEliminar
  14. Creo que la perspectiva desde la que se ve el lápiz depende del estado de ánimo, pareciéndose al ejemplo del vaso de agua en el que dependiendo de tu estado anímico, autoestima y cómo veas la vida puedes verlo de una forma o de otra.
    Por otra parte, ningún extremo es bueno, por eso considero que lo más acertado sería conseguir tener una perspectiva global, un mix de todas las perspectivas anteriores, para conseguir una visión más objetiva y completa.

    ResponderEliminar
  15. El ejemplo de lápiz ha sido muy acertado ,además me ha fascinado el video de TED, es increíble como un profesor puede marcar la vida de la gente y ayudarles a creer que son alguien en este mundo.

    ResponderEliminar
  16. Beatriz García Martín9 de noviembre de 2018, 15:07

    Describiría el lápiz cogiendo parte de cada una de las perspectivas, creando así una propia, que englobara lo mejor de cada una de ellas. Enfatizando por supuesto, aquellas más innovadoras y personales. Porque como hemos visto en el vídeo anterior, en educación son fundamentales las relaciones humanas , siendo clave el vínculo entre el docente y el alumno.

    ResponderEliminar
  17. A pesar de no haber oído hablar nunca antes sobre la pedagogía o perspectiva sistemica, me considero muy fan de ella. Hasta que empece este curso no sabia que hubiera una perspectiva con estas características con las que me siento tan identificada. Tambien es cierto que me siento atraída por la crítica pero por el hecho de llevarlo todo a un punto más personal me quedo con la sistemica.
    Cada persona puede tener un punto de vista diferente, lo fundamental es respetar y saber reconocer lo que es bueno y lo que no. No podemos quedarnos anclados a nuestras ideologias por el simple hecho de que así estemos bien, ya que hay que mirar por el bien y el futuro de nuestros alumnos y adaptarnos a aquello que vemos mejor para ellos.

    ResponderEliminar
  18. Aún recuerdo cuando en clase de pedagogía hace menos de un año, hicimos esta dinámica y visualizamos el vídeo de Rita Pierson. En la clase sólo había silencio mientras escuchábamos las palabras de Rita y es que como bien dice, es necesario reconocer los errores, saber disculparse y tratar de entender primero antes de ser entendido.

    ResponderEliminar
  19. La visión de las cosas, la perspectiva, el ponerte en lugar de otro, o en tu mismo lugar pero desde otro punto me parece fundamental. No solo debe valernos nuestro criterio propio, no siempre hay una sola verdad. En la docencia más aún: un docente “crea” a sus alumnos/as, los hace madurar, les imparta conocimientos... Por eso mismo, me parece necesario el avanzar como docente, el no estancarse si es necesario.

    ResponderEliminar
  20. Yo creo que si fuera maestro, funcionario, con plaza en un colegio cómodo, cerca de mi casa, dudo mucho que fuera de ninguno de esos paradigmas. Sería más vien de un paradigma de "sigo el libro de texto y que los niños no molesten" Por las tardes al gimnasio, jugar con mis hijos. ver una peli en el cine. Vacaciones en Navidad, Semana Blanca, Semana Santa, Julio y Agosto. Con forme pasen los años ese paradigma se iria complementando con el de ver cuanto me queda para jubilarme y que me den los mínimos problemas posibles. Por cierto, yo ya a esa edad no estoy para modernidades pedagógicas. No se como llamar a ese paradigma, bueno sí, paradigma mayoritario, pues es el que más me he encontrado.

    ResponderEliminar