Aprender en Matrix

Foto de Gamaliel Espinoza vía Flickr

Seguro que recuerdas el momento en el que Neo vence al agente Smith. Fue justo cuando dominó las reglas de aquella realidad paralela en la que nos metieron las hermanas Wachowski. Fuera de Matrix también hay personas que han alcanzado la maestría en lo suyo. Al igual que Morfeo, Malcolm Gladwell siempre estuvo interesado en estos individuos excepcionales, ¿cuál es la clave para convertirse en un «elegido»? En su búsqueda analizó las vidas de algunos, como John Lennon o Bill Gates, y concluyó que no solo es cuestión de talentos innatos o de entornos enriquecidos. Hay algo más...

El experimento que tuvo lugar en la Academia de Música de Berlín podría ser la píldora roja que te acerca a la verdad. Se clasificó al alumnado de violín en tres niveles según su destreza, y se les formuló una sencilla pregunta: ¿cuántas horas ha practicado desde que empezó a aprender? Los mejores violinistas habían alcanzado las diez mil horas de ensayo, los del nivel medio rondaban las ocho mil y los más mediocres apenas llegaban a cuatro mil.

Diez mil horas. Traducido, implica practicar diez horas semanales durante veinte años, o veinte horas durante diez años, o cuarenta horas a lo largo de cinco años

¿Es posible que esta cifra tenga más marketing que rigor científico? Al consultarlo con el oráculo de Matrix nos devuelve otra pregunta: «Podría ser un eslogan, pero ¿alguien se atreve a negar la importancia de la experiencia para dominar una disciplina?» Incluso los estudios más pesimistas reconocen que un tercio de lo que se hace para aprender debe basarse en la vivencia. «Pero no toda la práctica es igual, y aquí puede estar el quid de la cuestión», pensó Morfeo.

David Kolb podría ser nuestro particular oráculo pedagógico. Sostiene que progresar hasta la excelencia exige realizar un tipo de práctica coherente con el Ciclo del aprendizaje experiencial, que se desencadena a raíz de una vivencia capaz de despertar el deseo de aprender. De ahí surge una reflexión, necesaria para comprender los mecanismos de la acción. El conocimiento generado será recuperado en sucesivos experimentos, a través de los cuales se logrará el reajuste, la automatización e incluso la creación.

El mensaje del oráculo a Morfeo es que llegar al nivel experto no es solo cuestión de TIEMPO, también hay que cuidar el valor pedagógico de las EXPERIENCIAS: «Si lo tienes en cuenta, Neo no será el único elegido en Matrix».

20 comentarios

  1. Las vivencias y experiencias en algo nos enseñan y las tenemos que tener presentes para seguir más allá de dónde estamos hoy. Por eso pienso que en esa implementación de esa nueva educación, los profesores tienen que ir aprendiendo también de lo que están haciendo para en adelante servirse de ello y mejorar el resultado final.

    ResponderEliminar
  2. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  3. Este post me hace reflexionar a cerca de que debemos animar siempre a los alumnos a no darse por vencidos. En ocasiones los alumnos con más dificultades para el aprendizaje se sienten mal por compararse con sus compañeros con más talento para ciertas materias, como las matemáticas, por ejemplo. Es por esto que debemos hacerles ver que todo puede conseguirse con paciencia, prácticas y ganas de superarse.

    ResponderEliminar
  4. Aprender es un proceso continuo, todos los días se aprende algo nuevo por tanto el aprendizaje no es solo en la etapa común de formación (niñez y juventud) si no durante toda la vida teniendo el puesto de trabajo que tengas, ya que el vivimos en un mundo cambiante y nosotros debemos actualizarnos con él.

    ResponderEliminar
  5. MARIA DOLORES GONZÁLEZ PÉREZ2 de noviembre de 2018, 16:25

    Aunque podemos utilizar distintas metodologías para aprender, el tiempo es un requisito imprescindible en todas ellas. Hace falta tiempo para la lectura, la asimilación, el descubrimiento, la observación o la práctica. Sin embargo, aunque distintos caminos nos lleven hasta el mismo lugar, el tiempo es un recurso escaso que no deberías desperdiciar. Afortunadamente, hoy día contamos con investigaciones en las que se evidencia mediante pruebas empíricas, los caminos que nos facilitan llegar hasta nuestras metas.

    ResponderEliminar
  6. Por supuesto que las características de cada alumno junto con un ambiente enriquecido son importantes para que se dé lugar al aprendizaje, pero es con la práctica y la experiencia como realmente se aprende. Por lo tanto, es muy importante que tanto los profesores como los alumnos tengan la oportunidad de reflexionar, crear sus propios esquemas mentales, experimentar y tener una vivencia con aquello que se quiere enseñar o aprender.

    ResponderEliminar
  7. Rafael E. Reigal Garrido4 de noviembre de 2018, 18:41

    En definitiva, lo que se trata es de darle sentido a lo que hacemos. Darle sentido implica ser conscientes, reflexionar y practicarlo. Eso deja una huella que es el aprendizaje. Cada vez más se utilizan metodología activas que aplica la experimentación o el trabajo en equipo, dejando a un lado otras más obsoletas como la clase magistral. En ocasiones ésta última es necesaria para algunos aspectos, pero en la mayoría de las ocasiones se puede sustituir por otras que ayude a conseguir aprendizajes más significativos.

    ResponderEliminar
  8. Veo más que necesaria la experiencia para lograr una evolución. Además de dedicar tiempo, involucrarte en ello para obtener un mejor resultado. Pero, además, veo necesario que este ámbito en el que se quiere mejorar, te despierte algo, pasión.

    ResponderEliminar
  9. Había oído hablar de las diez mil horas para llegar a ser un experto, pero no de la importancia de la vivencia que desencadena ese deseo por aprender. Entiendo que, a través de una situación que nos lleva a querer formarnos, el estudio se hace ameno y reconfortante, y a partir de ahí nuestros propios progresos nos incitan a seguir mejorando.

    ResponderEliminar
  10. A mi parecer la experiencia es fundamental para realizar un buen trabajo, una persona experta tiene más vivencias sobre el tema y puede desenvolverse mejor.
    Debemos aprender con la práctica, experimentando con la teoría. No sirve de nada aprender muchos conceptos si después no sabes ejecutarlo de la manera correcta. Me gustaría destacar los colegios que tienen su propio huerto, los niños y niñas manipulan y observan la evolución de las plantas, son ellos mismos los encargados de plantarlas y de cuidarlas, de esta manera su aprendizaje será más eficaz. Por otra parte, mencionar que el tiempo que le dediquemos a las cosas es fundamental para conseguir mejores resultados.

    ResponderEliminar
  11. Es evidente que la experiencia conduce a ser experto en algo. La repetición y la constancia que se requieren para desarrollar casi a la perfección una tarea, están ligadas, para mí, a conseguir ese objetivo.
    Yo sí creo que la práctica y el tiempo permiten, primero aprender y después perfeccionar. Y como he dicho anteriormente, la constancia es un factor importante que se necesita para lograr alcanzar la meta.
    También es importante no desanimarnos si a la primera no hemos logrado nuestro propósito, pero creo que insistiendo en ello, lo podremos lograr.

    ResponderEliminar
  12. Toda la teoría es mucho más fácil con la experiencia y la práctica. Aquí entra en juego la pasión y el deseo que tienes por formarte en algo y ser muy bueno en tu ámbito. Es algo que necesita mucha constancia, pero sobre todo ganas.
    Considero que tanto en los centros educativos como en los de formación profesional se debería trabajar mucho este aspecto, pues un claro ejemplo es el que ocurre cuando personas que salen graduadas de sus respectivas carreras al mundo laboral a penas tienen experiencia y práctica en lo que verdaderamente se les exige.
    Por supuesto para ello se ha de trabajar mucho más un ciclo de aprendizaje experiencial.

    ResponderEliminar
  13. Totalmente de acuerdo. Bajo mi punto de vista, la experiencia es necesaria para cualquier tipo de aprendizaje. Poner en práctica conocimientos, equivocarse, rectificar, asumir conocimientos nuevos que nos permitan evolucionar y hacer las cosas mejor, etc. es lo que realmente comprende el aprendizaje. La última frase del artículo considero que es una gran frase y plantea una verdad absoluta, bajo mi punto de vista.

    ResponderEliminar
  14. Es una realidad absoluta la necesidad de practicar para llegar a controlar algo, sino por qué recibimos prácticas de conducir y tenemos que superar un examen. Es por que no es preciso asimilar e integrar mediante vivencias los saberes, no es suficiente con saber la mecánica, que por otro lado sino llevas a la acción no vas a recordar.
    Del mismo modo cualquier aprendizaje de las escuelas deben llevar a una práctica, en la que se ponga a prueba la realización de cualquier actividad del área que sea. Dependiendo de las veces que se experimente, en la mayoría de los casos, se perfeccionará, a la vez que el gusto de saber que lo que haces está bien, aumentará tu deseo de continuar y progresar.

    ResponderEliminar
  15. En mi opinión, la calidad de las vivencias acontecidas en torno al aprendizaje que estamos tratando de dominar van a resultar mucho más significativas, aunque eso no hace que deje de tener en cuanta la necesidad de inversión de tiempo y disciplina, pero si tenemos que contar con que ese tiempo dedicado tiene que ser de la mayor calidad posible.

    No es lo mismo una clase didáctica, de participación, de experiencias, que una clase de abrir los ojos, escuchar y pasar dispositivas. Así que, teniendo en cuenta esta apreciación, considero que no solo es necesario el tiempo, sino el estímulo que trasforma ese tiempo en aprendizaje significativo.

    ResponderEliminar
  16. Beatriz García Martín9 de noviembre de 2018, 12:48

    Considero que para dominar una disciplina, el poseer un talento innato nos va ayudar, pero no lo es todo, la práctica es fundamental en su desarrollo. Es un hecho que nuestras vivencias nos pueden despertar el interés por aprender algo, pero para lograr que esta sea un éxito es necesario no solo el tiempo que le dediquemos, sino también el valor que poseen las experiencias llevadas a cabo.

    ResponderEliminar
  17. Es completamente cierto que quien espera resultados requiere tiempo de esfuerzo y dedicación por lo que tienen que tomar cierta atención y darle valor para lograr lo soñado.

    ResponderEliminar
  18. Entiendo a la perfección lo que aquí se cuenta porque básicamente siempre he estudiado así.
    Yo no asimilo los conceptos de la misma forma que si me lo explican o si lo escribo.
    Si me explicas muchos conceptos durante mucho rato, es difícil que me acuerde. Sin embargo, los escribo me acordaré seguro y no es por el hecho de tener esa chuleta en papel, sin por el hecho de haberlo escrito, lo recuerdo todo mejor de esta forma y tal y como aquí se dice las vivencias como método de aprendizaje son lo mejor.
    Pero es subjetivo porque todos no tenemos las mismas experiencias ni aún estando en el mismo contexto, las circunstancias de las personas pueden ser muy diferentes ya sea por recursos, familia, entorno o la propia visión de la persona en cuestión.
    Lo que es indudable es que la práctica hace al maestro y contra más horas le eches a algo, mejor te saldrá y tal vez no serán el mejor del mundo pero serás lo mejor que puedas llegar a ser tú.

    ResponderEliminar
  19. "..llegar al nivel experto no es solo cuestión de TIEMPO, también hay que cuidar el valor pedagógico de las EXPERIENCIAS.." totalmente de acuerdo, es necesario generar experiencia y prácticas en el alumnado. Como se realiza con la técnica de flipped classroom, en definitiva, generar prácticas activas y en conexión con la realidad.

    ResponderEliminar
  20. Es el educador quién itnen que ser un experto investigador o es el alumno? me encanta formular preguntas, pero creo que de las dudas surgen las respuestas. Quizás la capacidad que más identifica a un niño o niña superdotado es su alta capacidad para aprender por sí solo. Pero esta capacidad es innata o aprendida.
    Influyen muchas variables, pero cuando descubrimos como funcina algo (el aprendizaje) nos cuesta mucho menos avanzar. Ser protagonistas del proceso de enseñanza y aprendizaje es fundamental, pero estar en contacto con la realidad, viendo una utilidad a lo aprendido, lo es en igual o mayor medida.

    ResponderEliminar